Bosch presenta el coche del futuro

Bosch, uno de los proveedores de tecnología de automoción más innovadores del mundo, utilizará Fráncfort para presentar sus novedades que servirán para definir los coches del futuro cercano. Es una tecnología volcada en la movilidad que, según la empresa alemana, ha de ser lo más libre de emisiones, segura y fascinante posible. En el Salón del Automóvil, la empresa de tecnología y servicios presenta sus últimas soluciones para una movilidad personalizada, automatizada, conectada y electrificada. | Salón de Fráncfort: escaparate de los coches del año próximo.

‘Bosch IoT Shuttle’: movilidad urbana

En el futuro, en las calles de las ciudades de todo el mundo, será común observar vehículos lanzadera sin conductor, tanto para el transporte de mercancías, como para el de personas. Gracias a sus propulsores eléctricos, las lanzaderas se ubicarán en el centro de las ciudades y estarán perfectamente conectadas con su entorno. La tecnología de Bosch para automatizar, electrificar, personalizar y conectar se podrá utilizar en este tipo de vehículos

Chasis rodante: plataforma de electromovilidad

Sistemas de propulsión eléctricos, sistemas de dirección y frenos – Bosch posee entre su gama de productos todos estos componentes fundamentales para la electromovilidad. Como parte de una colaboración de desarrollo con Benteler, experto en tecnología de chasis y automoción, la empresa está demostrando cómo todos los productos de Bosch para vehículos eléctricos pueden integrarse entre sí. El modelo de chasis rodante está ayudando a Bosch, entre otras cosas, a perfeccionar estratégicamente productos para cumplir con tal requisito.

El fin de las llaves: ‘smartphone key’

El sistema de acceso sin llave de Bosch funciona con una llave virtual que se guarda en el smartphone. El sistema les permite a los conductores abrir automáticamente su vehículo, arrancar el motor y volver a cerrarlo. Los sensores instalados en el coche reconocen el smartphone del propietario de forma tan segura como una huella para que solo éste pueda abrir el vehículo. Las llaves tienen los días contados.

Motores eficientes: gasolina, electricidad y pilas

Bosch quiere hacer que la movilidad sea eficiente energéticamente y respetuosa con el medio ambiente, sea cual sea su uso, por lo que ofrece soluciones para todos los tipos de sistemas de propulsión, incluyendo motores de combustión interna eficientes, pila de combustible y las distintas etapas de electrificación.

– Pila de combustible: electromovilidad para largas distancias

Las pilas de combustible ofrecen una gran autonomía, tiempos de repostaje cortos y, gracias al hidrógeno producido a partir de energías renovables, un funcionamiento de los vehículos sin emisiones. Bosch, junto con la empresa sueca Powercell, planea comercializar módulos de pilas de combustible. Además de la pila, que convierte el hidrógeno en energía eléctrica, Bosch está desarrollando todos los componentes esenciales del sistema hasta que esté lista la fase de producción.

– Sistemas de 48 voltios: menor consumo y emisiones de CO2

Los sistemas de 48 voltios de Bosch ofrecen un nivel básico de hibridación para todas las clases de vehículos, proporcionando un motor auxiliar para ayudar al de combustión interna. Esta tecnología almacena la energía recuperada de la frenada para disponer de ella durante la aceleración. Esto reduce el consumo de combustible y las emisiones de CO2 hasta en un 15 por ciento. Bosch ofrece todos los componentes principales de este sistema.

– Soluciones de alta tensión: amplia gama para vehículos híbridos y eléctricos

Los vehículos eléctricos y los híbridos enchufables hacen posible la movilidad con cero emisiones locales. Bosch ayuda a los fabricantes de vehículos a diseñar este tipo de propulsión y suministra los sistemas necesarios. El eje eléctrico, e-axle, combina la electrónica de potencia, el motor eléctrico y la transmisión en una sola unidad. La eficiencia de este módulo compacto se ha optimizado aún más para obtener una mayor autonomía.

Autonomía de los eléctricos: gestión térmica

Bosch utiliza una gestión térmica inteligente para aumentar la autonomía de los vehículos eléctricos e híbridos. La distribución precisa del calor y el frío mejora la eficiencia de la batería y garantiza que todos los componentes funcionen dentro de su rango de temperatura óptimo. El sistema de gestión térmica proporciona también una temperatura agradable en el interior del vehículo.

Medición de la contaminación: flexibilidad

Las estaciones de monitorización del aire son grandes y costosas, además de medir la calidad del aire tan sólo en unos pocos puntos seleccionados. El sistema de medición de la contaminación atmosférica de Bosch consiste en cajas compactas que se pueden distribuir de forma flexible por las ciudades. Miden las partículas y el dióxido de nitrógeno, así como la temperatura, la presión y la humedad en tiempo real. Sobre la base de estas mediciones, Bosch ha creado un mapa de la calidad del aire que utiliza para asesorar a las ciudades sobre la planificación y la gestión del tráfico.

eMountain bike: terrenos difíciles

Las bicicletas de montaña eléctricas son, actualmente, el segmento de mayor crecimiento del mercado de eBikes. El nuevo sistema Bosch Performance Line CX está optimizado para el ciclismo deportivo y presenta un diseño compacto. Su embrague de piñón libre hace que la conducción sea natural, incluso sin la asistencia del motor.

Automatización: enseñando a los coches a conducir

Seguridad, eficiencia, flujo de tráfico y tiempo. La automatización es una de las claves de muchos de los retos de la movilidad del mañana. Bosch no solo dispone de una amplia gama de sistemas de asistencia al conductor, sino que también desarrolla sistemáticamente sus sistemas, componentes y servicios con vistas a una conducción parcial, alta y totalmente automatizada.

Aparcar sin conductor: aprobado oficialmente

Bosch y Daimler han instalado el sistema ‘Automated Valet Parking’ en el aparcamiento del museo Mercedes-Benz en Stuttgart. Es el primer sistema de estacionamiento sin conductor del mundo (SAE nivel 4) que es aprobado oficialmente. El servicio se activa a través de una aplicación para smartphone y, como si estuviese guiado por una mano invisible, el coche aparca sin conductor.

Cámara frontal: inteligencia artificial

La cámara frontal combina algoritmos de procesamiento de imágenes con métodos de inteligencia artificial (AI). Por ejemplo, en el tráfico urbano congestionado, puede reconocer y clasificar de forma rápida y fiable a los vehículos parcialmente ocultos o que están cruzando, a los peatones y a los ciclistas. Esto permite que el vehículo active una advertencia o una frenada de emergencia.

Sensores de radar: para el mal tiempo

Los sensores de radar de última generación de Bosch captan aún mejor el entorno del vehículo, incluso con mal tiempo o poca luz. Su mayor alcance de detección, su gran apertura y su alta resolución angular permiten a los sistemas de frenada automática de emergencia reaccionar de forma más fiable.

Sensor de movimiento: localización precisa

Bosch ha desarrollado un sensor que permite a los vehículos automatizados determinar con precisión su posición exacta en el carril mientras conducen: el sensor de movimiento y posición del vehículo VMPS. Utiliza señales del sistema global de navegación por satélite (GNSS) complementadas con datos procedentes de un servicio de corrección, así como de los sensores de ángulo de dirección y de velocidad de giro de las ruedas.

Horizonte conectado: preciso y actualizado

Bosch continúa perfeccionando el horizonte conectado. La conducción automatizada requiere información cada vez más precisa y en tiempo real sobre la carretera, por ejemplo, sobre los puntos peligrosos, los túneles o el ángulo de las curvas. El horizonte conectado utiliza datos cartográficos de alta precisión para proporcionar al vehículo este tipo de información de forma fiable y segura.

Dirección asistida: conducción automatizada

La dirección asistida eléctrica es una de las claves para una conducción cada vez más automatizada. Gracias a sus múltiples redundancias, la dirección eléctrica de Bosch ofrece una seguridad adicional. En el inusual caso de un error, puede mantener al menos el 50 por ciento de la funcionalidad de la dirección eléctrica en vehículos convencionales y autónomos.

Comunicación entre los vehículos: sin fisuras

Vehículos que se advierten mutuamente de peligros o que no necesitan llave de contacto: la movilidad conectada de Bosch hace la vida más fácil a los usuarios de la carretera, a la vez que aumenta la seguridad, la comodidad y el placer de conducir. La operativa es sencilla gracias a las soluciones intuitivas de la Interfaz Hombre-Máquina (HMI). Una gama de servicios que adapta la movilidad a las necesidades individuales.

Pantalla 3D: efecto de profundidad

La nueva pantalla 3D de Bosch crea un efecto tridimensional en el ‘cockpit’ del vehículo, que puede ser visto tanto por los conductores como por los pasajeros. Esto mejora la visualización de los sistemas de asistencia como, por ejemplo, la cámara trasera. Los conductores disfrutan de una visión aún más clara de la información relevante, como la distancia a los obstáculos o a los vehículos.

Semiconductores: movilidad conectada

Sin semiconductores, los vehículos modernos simplemente se detendrían. Bosch es el proveedor líder de chips para la industria del automóvil. Éstos ayudan, por ejemplo, a los sistemas de navegación cuando se interrumpe la señal GPS, manteniendo estable el comportamiento de conducción. También desconectan la electricidad de los coches eléctricos en caso de accidente para proteger a los ocupantes y permitir a los servicios de emergencia realizar su trabajo de forma segura.

Computador: electrónica de última generación

El aumento de la electrificación, la automatización y la conectividad están imponiendo exigencias cada vez mayores a la electrónica del automóvil. Bosch está desarrollando las unidades de control seguras y potentes necesarias, conocidas como computadoras para vehículos, y las está instalando en la propulsión, la automatización y el ‘infotainment’.

Batería en la nube: mayor duración

Los nuevos servicios en la nube de Bosch aumentan la vida útil de las baterías de los coches eléctricos. Las funciones inteligentes de software analizan el estado de la batería basándose en datos en tiempo real del vehículo y de su entorno. Reconocen los factores de estrés de la batería, entre ellos la carga a alta velocidad y todos los ciclos de carga. Sobre la base de los datos recopilados, el software calcula las medidas para contrarrestar el envejecimiento celular, como los procesos de recarga optimizados.

Servicios de predicción: anticiparse a los peligros

La lluvia, la nieve y el hielo cambian la adherencia de la superficie de la carretera, o el coeficiente de fricción. Para que los vehículos automatizados sepan cómo deben adaptar su comportamiento de conducción a las condiciones en cada momento, Bosch ha desarrollado sus servicios de predicción de las condiciones de la carretera basados en la nube. La información sobre la climatología, las características de la superficie de la carretera y el entorno, así como los coeficientes de fricción esperados, se transmiten a los vehículos conectados a través de la nube en tiempo real.

Cámara interior: mayor seguridad

Microsueños, distracciones o un cinturón de seguridad olvidado. Lo que sucede dentro de un vehículo puede tener graves consecuencias. El sistema de monitorización interior de Bosch, disponible opcionalmente en configuraciones de una o varias cámaras, reconoce situaciones críticas en cuestión de segundos y avisa al conductor. Esto significa una mayor seguridad.

 

FUENTE: AQUÍ